Aprender a Pensar

Bitácora de clase

UD.7. El medio influye en el ser humano

Tala masiva de bosque para uso agrícola

Tala masiva de bosque para uso agrícola

Hasta la Revolución Industrial del siglo xix, el ser humano estuvo en muchos aspectos a merced de la naturaleza; sin embargo, las tornas empezaron a cambiar a partir de ese momento. La aparición de grandes máquinas y medios de locomoción, y el uso masivo del automóvil desde principios del siglo xx, obligaban a “destruir” naturaleza para poderla adaptar a los nuevos inventos y necesidades humanas. Desde entonces, la naturaleza ha pasado a “estar a la defensiva” con el ser humano.

Durante gran parte del siglo xx, el medioambiente ha sido visto casi como un problema o un freno al avance tecnológico. Por ello, zonas con un alto valor ecológico se han destruido o han quedado seriamente dañadas, y especies vegetales y animales han desaparecido o están en vías de extinguirse, debido al uso descontrolado de los recursos naturales.

Afortunadamente, esta forma de pensar y actuar comienza a cambiar, y parece que el ser humano vuelve a percibir a la naturaleza como algo que se debe cuidar y respetar, principalmente porque sin ella la existencia humana desaparecerá. Por otro lado, gran parte de la tecnología inventada en el último siglo requiere del medio natural para poder funcionar: es el caso del automóvil, inútil sin el petróleo; o de las baterías de los teléfonos móviles, que necesitan del litio. Por tanto, y a pesar del desprecio mostrado a la naturaleza, el ser humano depende de ella.

Por último, conviene recordar que hay ciertos condicionantes medioambientales que el ser humano nunca podrá dominar. Por ejemplo, un desierto seguirá siéndolo por mucho que se intente cambiar, y un terremoto o un tornado se producirán, independientemente de que se puedan predecir.

Cultivo de arroz en terrazas

Ante esto, la solución más práctica que ha tomado el ser humano es adaptarse a ellos, buscando soluciones para mejorar su calidad de vida, como se puede observar en la fotografía de la izquierda, en la que la orografía ha condicionado por completo el modo de cultivar.

En definitiva, el objetivo para el siglo xxi debería ser un equilibrio entre los avances tecnológicos y el respeto por la naturaleza, tal y como queda indicado en los Objetivos del Milenio de las Naciones Unidas.



escrito el 12 de Abril de 2010 por en General


Recursos Relacionados

 

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar